martes, 19 de agosto de 2008

Después de la segunda sesión

Señales, sueños, coincidencias, ¡hay tantas cosas para contar!

Tras la segunda sesión del curso he practicado todos los días en las mañanas temprano menos los dos últimos. Me he descubierto tremendamente escéptica cuando me doy cuenta que muchas veces estoy haciendo pruebas a ver si funciona, ¡como si se tratara de un experimento científico! Bueno, es parte de mi camino y de lo mucho que me queda por aprender.

El día que salimos del curso la gente en el metro y en la calle se sonreía conmigo, lo juro, sin motivo, como si me saludaran. Y todavía siguen haciendolo a veces. No recuerdo desde cuando las personas se me acercan en la calle para preguntarme toda clase de direcciones, pero ahora se acercan para hablarme de sus problemas de salud taxistas, vecinos y compañeros de trabajo. Y me resulta complicado decirles: "señor, ¿permite que le envíe un poco de reiki?" Les envío reiki con mi aliento o imaginación. No hemos visto todavía como hacerlo a distancia, pero todas las mañanas reúno a esas personas que se acercan a mi, las acuesto en una hermosa pirámide de luz reiki de las estrellas y con mis manos les envío reiki un rato como si estuviera allí con ellas. No se si será así que se hace pero he visto mejorar a algunos. Espero que sea casualidad pero los dos días que dejé de hacerlo uno de estos compañeros de trabajo volvió a sentirse mal. También practico un poco con mi hija que el primer día se quedó profundamente dormida. ¡A partir de la segunda sesión de reiki su gastritis volvió a aparecer! Si de algo estoy segura es de que la energía reiki no tiene capacidad para hacer daño, puedo sentirlo en lo profundo de mi ser, así que supongo que hay procesos de purificación o liberación que desconozco todavía. Igual yo sigo con mi reiki.

He tenido algunos sueños y recordado otros anteriores que son como una guia para viajar dentro de mi misma y encontrarme con sentimientos y emociones negativas que crei olvidadas pero que ahora vuelven para llamar mi atención sobre viejas heridas no curadas del todo.

Las casualidades y otros acontecimientos parecidos que ya antes habían surgido con sus mensajes en mi vida, ahora son mas frecuentes y a fuerza de ello hasta mas naturales para mí. Si necesito un carrito en el supermercado, aparece a mi lado. Los semáforos siguen dándome paso (o cuando están en rojo no vienen carros), los ascensores se abren justo donde yo estoy parada esperándolos. A veces cuando necesito hablar con alguien esa persona me llama o me la encuentro, si necesito una información me llega de alguna manera.
Fué muy gracioso el día que le apliqué reiki a toda la casa (que estaba un poco desordenada y no muy limpia), porque al día siguiente cuando llegué del trabajo todo estaba ordenado y reluciente. Venía una visita de mi hija y ella se ocupó de limpiar. Fué fantástico.
Pero hay un cuento mejor. Aunque yo no suelo ocuparme mucho del tema económico, en esa onda de probar se me ocurrió aplicar reiki a mis tarjetas de crédito y de débito a ver que pasaba. Estaba esperando que me depositaran las vacaciones y cuando fui al banco ¡sorpresa, había el doble de lo que esperaba! y no fue ningún error, simplemente me enteré que había unos pagos adicionales por vacaciones que yo no conocía. Al mismo tiempo intenté hacer unas compras con la tarjeta de crédito pero estaba bloqueada. La tomé en mis manos y me dije vamos a ver que puede hacer el reiki en este caso. Inmediatamente recordé que había olvidado por completo pagarla ese mes, esa era la razón del bloqueo según una llamada que apenas unas horas después me hizo el banco para recordarme. Pero tenía por suerte el dinero de las vacaciones en mi cuenta. Una cosa compensó la otra.

2 comentarios:

Hiddekel dijo...

Apreciada María, me complace conocer tus experiencias y felicito tu iniciativa de abrir este espacio para divulgarlas. Siempre comento que es posible pasar largas horas hablando de Reiki Japonés,y aún asi me quedaría "corta" pues lo que cada persona vive, es infinitamente superior a cualquier descripción que les haga. Te animo a seguir nutriéndote de esta maravilla y esparciendo luz por donde vas. Recibe Luz Reiki en este día para lo que más requieras. Un abrazo. Hiddekel Tibisay Manriquez

Anónimo dijo...

Q tal? primeramente gracias tu blog me parece buenisimo y lo q dice Hiddekel es muy cierto cada experiencia es diferente y en este momento en el q tu estas descubriendo el trabajo con energia reiki es mucho mas especial aprovecho tu blog para bendecir a Dios por poner en nuestro camino a ese ser especial nuestra MAESTRA quien con mucho amor a sabido guiarnos en este camino y para ti mucha luz reiki para lo q mas puedas requerir.

"Q EL AMOR DE DIOS SE SIGA MANIFESTANDO EN TU VIDA"

Jose Cardenas